El Petro: criptomoneda estatal

Mucho debate ya se ha dado al tema en cuestión, un Estado que utiliza criptomonedas pero a su modo y estilo. Eso es El Petro y ha causado una lluvia de comentarios. ¿Funcionará? ¿Sirve de algo? Respondamos a las interrogantes.

Para iniciar cualquier tipo de conversación sobre cualquier asunto, hay que hablar significativamente de lo que hay detrás y cuales son los motivos para analizarlo. Desmenuzaremos el proyecto en dos partes: qué es y la reacción que provoca dicha moneda.

¿Qué es El Petro?

No crearé conceptos ni interpretaré nada, me limitaré a copiar el Decreto Presidencial 3196 del Presidente Nicolás Maduro, que en su preámbulo reza lo siguiente:

Que el “PETRO” es de característica cripto-activo intercambiable por bienes y servicios, y por dinero fiduciario en las casas de intercambio de cripto-activo nacionales e internacionales, y al mismo tiempo ejerce funciones de commodities, ya que se puede utilizar como un instrumento de refugio financiero por estar respaldado en barriles de petróleo venezolano, en la forma de un contrato de compra/venta con la posibilidad de ser canjeado por petróleo físico.

¿Cuál es el valor de dicha moneda?

En el artículo 4to. de su constitución aclara que su principal respaldo será el petroleo venezolano, quizás la reserva más grande de petroleo que haya en el mundo. Cada moneda tendrá el respaldo de un barril de petroleo pero deja un espacio para otras jugadas pues al final de dicho artículo reza “…y cualquier commodities que decida la Nación.”
Traduzco: cuando nos plazca, cambiamos su respaldo.

¿Porque se creó?

Según la misma resolución presidencial, se creó con un doble propósito: el de conseguir mayor financiamiento a nivel internacional y al mismo tiempo crear una cripto-moneda que sea de uso nacional (preferentemente) e internacional.


¿Es correcta su definición?

NO

Se hace llamar criptomoneda, es decir una moneda virtual la cual su seguridad física está respaldada por protocolos matemáticos abiertos y transparentes; el bitcoin lo podemos auditar desde el paper hasta sus BIPs (protocolos de mejoras) pasando por su cadena de bloques. El Petro no tiene ningún método de auditoria comunitaria y no deja espacio ni cabida a que terceros puedan aportar a dicha moneda.
Dado que la confianza construida en dicha moneda depende de una Superintendencia (entidad regulada), no estamos hablando de confianza matemática, sino humana lo cual lo convierte en un activo digital común.

¿Es correcta su aplicación?

NO

Las criptomonedas tienen como principal respaldo dos cosas: primero la confianza construida mediante los protocolos de desarrollo de la moneda y esa confianza se traduce en un mercado en el cual prima la oferta/demanda por parte de los usuarios. Es un libre mercado.

El Petro no tendrá un precio determinado por el mercado, tendrá un precio establecido por ley (impuesto) que será regido -irónicamente- por el mercado del petroleo, el cual el gobierno de Venezuela tiene la confianza de que continuará creciendo en el mediano plazo.
La imposición de precios no funciona en el mercado de criptomonedas y tampoco funcionó en el pasado para Venezuela pues basta con retroceder hasta el año 2010 donde Hugo Chavez impuso a fuerza de ley un tipo de cambio que hoy el pueblo venezolano lo está pagando.

¿Que pasará con El Petro?

Federico Kucher, comentarista en Telesur -canal oficial del Gobierno de Venezuela- explica exactamente donde está el error de El Petro:

Su valor no estará definido por la especulación del mercado, lo que muchas veces provoca grandes fluctuaciones tanto al alza como a la baja.

La negrita en la cita anterior es mía.

El problema está en que el Gobierno de Venezuela piensa que puede controlar e imponer un precio teniendo como respaldo un commodity que está en proceso de desuso y al mismo tiempo piensa que la gente confiará en el precio que un Estado -cuya economía está por el suelo- imponga. La especulación que cita Federico es simplemente la reacción del mercado ante una nueva moneda, imponer una reacción no ha funcionado en el pasado y esta vez tampoco funcionará. Las personas se adhieren a las criptomonedas pues en la mayoría de los casos, mejora su accesibilidad al mercado de las divisas, esto va al contrario.

Conclusión

Si bien es cierto que a corto y mediano plazo tendrán reacciones alcistas pues es algo novedoso que un Estado saque una moneda, en el largo plazo será simplemente una expansión del bolivar venezolano respaldado por oro negro. El Gobierno venezolano ha hecho una persecución feroz a los mineros bitcoiners venezolanos y eso da por sentado que la otra cara de este proyecto es simplemente regular una criptomoneda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s